viernes, 23 de septiembre de 2011

COMUNICACIONES NO VERBALES EN LAS ORGANIZACIONES

La comunicación no verbal ha sido objeto de mucha investigación, y de muchos autores que han invertido tiempo en el estudio de la comunicación no verbal, de lo que podemos inferir que la comunicación no verbal es “la expresión física de las personas, sin la intervención de las palabras sonoras”, dentro de estas podemos mencionar la forma de mirar, la sonrisa, expresiones faciales, los gestos de seño, ademanes de manos, formas de sentarnos frente al receptor, llanto, tonos de voz, como lo es la angustia, felicidad, tristeza.
Los signos no verbales pueden ir acompañados de signos verbales o pueden emplearse aisladamente, a veces también  junto a otros signos del sistema no verbal. Por ejemplo, si queremos expresar que una comida es muy sabrosa podemos emplear el signo del paralenguaje “Mmmmm”, el gesto de pasar la lengua por el labio superior y la expresión : “¡Qué rico!”
Los signos no verbales se utilizan de  manera consciente o inconsciente, aun cuando el emisor no se dé cuenta de su empleo, el receptor captará estos actos comunicativos involuntarios. Son algunos de ellos los cambios de postura cuando queremos tomar el turno de palabra, distanciarnos cuando alguien no nos agrada, desviar la mirada cuando algo no nos interesa, así como algunas aspiraciones o sonidos alargados (hh, Ee, Aa, Mm). La paralingüística, la quinésica, la proxémica y la cronémica cumplen siempre alguna función dentro de la comunicación, son signos funcionales a diferencia de la comunicación verbal, que es básicamente expresiva. La comunicación no verbal se utiliza en la interacción social para saludar, presentarse, pedir perdón, felicitar, agradecer; en la estructura y control de la comunicación para pedir turno de palabra, pedir que se repita algo, o que se hable más alto; o en la interacción comunicativa para identificar objetos, ubicar, dar instrucciones, pedir a alguien que haga algo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada